Gobierno de La Rioja

"Queremos afianzar y ayudar a construir iniciativas alternativas generadoras de servicios, economía y esperanza en el futuro"

La iniciativa 'Economía solidaria' de REAS Rioja es un proyecto basado en la creación y consolidación de nuevos nichos de empleo rural a través de iniciativas de autoempleo y economía social y solidaria

El proyecto Economía solidaria es una de las 15 Iniciativas Emblemáticas para hacer frente al Reto Demográfico. Luis Sanjuán, de la Red de Economía Alternativa y Solidaria de La Rioja (REAS Rioja), entidad promotora de la iniciativa, nos cuenta en qué consiste y los objetivos que se pretenden alcanzar para poner freno a la despoblación en los entornos rurales.  

¿En qué consiste esta iniciativa emblemática?

Reas Rioja (Red de Economía Alternativa y Solidaria) está integrada por quince organizaciones que cumplen los principios básicos de la economía solidaria. Queremos que estos valores estén integrados en este proyecto de lucha contra la despoblación. Una economía que potencie iniciativas de autoempleo, a nivel individual o cooperativo, de personas que apuesten por un trabajo digno, financiado éticamente, en cooperación con el entorno, cuidando la sostenibilidad ambiental y sin fines lucrativos, con reinversión de beneficios.

¿Cómo surge?

De la necesidad de dar valor al entorno rural. Hay personas y recursos naturales, patrimoniales y culturales imprescindibles para la vida del conjunto de la sociedad. Queremos afianzar y ayudar a construir iniciativas alternativas generadoras de servicios, economía y esperanza en el futuro.

Este proyecto se basa en la creación y consolidación de nuevos nichos de empleo rural. ¿Cuáles serían esos empleos y cómo se haría el proceso de creación y consolidación?

Serían personas que se dediquen a la agricultura, a la ganadería, a la actividad forestal y sus productos derivados. A la artesanía, prestadores de servicios, turismo responsable... La economía solidaria en el medio rural es una herramienta de desarrollo que pretende rescatar prácticas de solidaridad y apoyo mutuo, y que puede potenciar la sostenibilidad. También se crearía un puesto de trabajo en el entorno rural para gestionar el Mercado Social.

¿En qué consistiría el Mercado Social?

El Mercado Social es una red de producción, distribución, consumo y aprendizaje común, que funciona con criterios éticos, democráticos, ecológicos y solidarios. Mediante relaciones económicas justas, promueve como principio básico la igualdad de oportunidades entre toda la red, buscando la intercooperación y la no competencia, el equilibrio y la equidad. Es una red que relaciona a los productores de bienes y servicios entre sí con personas consumidoras, todo bajo los principios de la economía solidaria. El Mercado Social de La Rioja se uniría a los existentes en otros territorios, como Madrid, Cataluña, Aragón, Euskadi , Navarra, Baleares  y Andalucía.

¿Cómo promueve REAS el desarrollo sostenible?

Uno de los principios básicos de la economía solidaria es la sostenibilidad ambiental. Toda actividad económica está relacionada con la naturaleza: respeto a la biodiversidad, consumo responsable, soberanía alimentaria, energías limpias, decrecimiento, comercio justo, ecología. La sostenibilidad del Proyecto de Iniciativa Emblemática se articula englobándose en otro más ambicioso en el tiempo, que lo llamamos La Plaza del Pueblo, de continuidad indefinida hasta conseguir los objetivos deseados. Esta sostenibilidad ha de venir del tejido y las redes que construyamos en el territorio, ya que se requiere de una puesta en marcha de dinámicas de colaboración entre los distintos proyectos sensibles a la economía solidaria.

¿Qué objetivos se pretende conseguir con la iniciativa?

Los objetivos tienen una doble vertiente. Por un lado, afianzar la población rural en peligro de decrecimiento: el equipo de intervención promueve encuentros, charlas y tertulias para potenciar la creación y consolidación de microempresas y mediante la constitución de grupos de intervención solidaria a través de financiación ética. También se pretende fomentar el turismo rural responsable y de conservación y mejora del patrimonio cultural y natural.

Y por otro, incorporar a nuevas personas a este entorno mediante el retorno de antiguos moradores o sus descendientes, de urbanitas desencantados y de población inmigrante.

¿En qué zonas se pretende poner en marcha?

En pueblos de las cuencas de los ríos Iregua, Tirón, Najerilla, Leza, Oja y Cidacos. Se pretende actuar al menos en un pueblo de cada comarca, alternando uno de pequeño tamaño y otro de mediana dimensión.

¿Qué repercusión tendrá y cómo revertirá la despoblación en los pueblos riojanos?

Para consolidar la presencia de jóvenes en los pueblos se impartirán talleres de diversa temática, de competencias básicas para la creación de autoempleo, de periodismo y radio, de graffitis, de diseño digital, de teatro con temática intercultural… Estamos abiertos a las necesidades y apetencias que nos transmitan a través de los grupos de trabajo. Las iniciativas han de ser realizadas y gestionadas por la propia población rural. Les acompañaremos, pero ellos y ellas serán los que las promuevan, y de las alianzas saldrán sus fortalezas. Les mostraremos experiencias que han funcionado en otros lugares y que deberán hacer suyas. Se trata de promover un desarrollo rural que consiga riqueza endógena, es decir, que salga del territorio, sin destruir el entorno. Para favorecer la inmersión en el territorio de personas inmigrantes podrán contar con unas becas que faciliten el asentamiento durante los primeros meses.

¿Qué pasos se van a dar a partir de ahora? ¿Cuál es el calendario?

Se está realizando un estudio para identificar las posibilidades de empleo o de aumento de rentas que ofrecen algunos pueblos. También se está realizando un inventario de recursos, como viviendas que se pueden poner a disposición de los nuevos residentes, bancos de tierras y otras formas de bienes en común. Por otra parte, contamos con una bolsa de personas interesadas en habitar en el mundo rural, siempre que puedan contar con las oportunidades necesarias. Y, entrecruzando estas dos realidades, se consigue la integración de nuevos moradores. Para mejorar la consolidación de los habitantes en su entorno hay que conocer sus necesidades; para ello, mediante encuestas y entrevistas personales y a grupos de influencia se trata de conseguir un mapa de realidades para plasmarlo en actuaciones concretas. A través de La Plaza del Pueblo , con posibilidad interactiva y de redes sociales, estamos en contacto con los interesados en este proyecto, que ha comenzado en octubre de este año y finalizará el 30 de septiembre de 2019. El mundo rural es, si le dejamos, una alternativa de futuro. 


Municipios

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Si quieres recibir los mejores contenidos de la actualidad riojana suscríbete a nuestro boletín. ¡Quiero suscribirme!

Subir