Gobierno de La Rioja

"Si ponemos orden en nuestras finanzas acabaremos poniendo orden en nuestra vida"

Cristina Benito, autora del libro 'Money Mindfulness', inaugura las #QuedadasPrimavera este jueves en el Instituto Riojano de la Juventud

La logroñesa Cristina Benito nos invita en Money Mindfulness a tomar las riendas de nuestras finanzas personales. Su libro propone una serie de reglas para generar dinero, conservarlo y hasta multiplicarlo. El jueves 21 de marzo esta economista, asesora financiera y auditora del Gobierno de La Rioja estrenará el Ciclo de Quedadas del Instituto Riojano de la Juventud a las 19 horas.

 ¿Cuál es el objetivo de su libro 'Money Mindfulness'?

Money Mindfulness nos va ayudar a mejorar nuestra relación con el dinero. Y lo mejor de todo es que lo hará con independencia de cuanto tengamos, pues no es un método basado en la cantidad, sino en prestar atención al dinero al igual que el meditador hace con el aire que pasa por las fosas nasales. De esta forma, y a través de las nueve leyes y sencillas herramientas para nuestro día a día, aprenderemos a generarlo, conservarlo y multiplicarlo. Al entender el funcionamiento y responsabilizarnos del él, nos convertimos en seres libres.

¿A quién recomienda su lectura?

Es una lectura para todos los públicos, no hace falta ser un experto en economía, ni tampoco en mindfulness. Abogo por una mayor educación en economía: el ideal sería que se empezase cuanto antes en los colegios. Normalmente no ocurre así, por lo que Money Mindfulness nos va a ayudar a entender qué es el dinero y de dónde viene, las consecuencia de endeudarnos, cómo hacer un presupuesto sencillo… Pero unido a esta mejora en la educación, y a una mayor cultura financiera, debe ir el aprendizaje en hábitos diarios, como los que comparto en el libro. Estos nos ayudan a tomar conciencia desde pequeños y además son una excelente preparación para las grandes decisiones. Por ejemplo, en las compras. Es fundamental empezar a diferenciar lo que necesitamos de lo que deseamos, planificar la cesta de los alimentos para evitar que parte acabe en la basura, ahorrar con algún objetivo que mejore nuestro bienestar en el futuro.

Le consideran la “Marie Kondo” de la economía casera. ¿El origen de todo está en el orden?

Nuestra relación con el dinero suele ser reflejo del grado de claridad o confusión que tenemos con nosotros mismos. Si ponemos orden en nuestras finanzas acabaremos poniendo orden en nuestra vida. La segunda ley de la generación hablo del minimalismo vital, deshacernos de lo innecesario y concentrarnos en lo esencial en aquello que nos da la felicidad. Fijándonos, no en lo que dejamos atrás, sino en el espacio que estamos creando para que tenga cabida en nuestra vida más tiempo, más creatividad y más libertad. En poco más de dos generaciones hemos derivado a una sociedad con una visión muy materialista de la felicidad. Los psicólogos lo denominan el complejo de Papa Noel: creemos en la edad adulta que necesitamos de todo para ser felices. Y cuando logramos todas esas cosas y la ansiada y prometida felicidad no llega es aún peor, se originan todo tipo de frustraciones y sufrimiento. Otorgamos tanto poder a las cosas que acabamos identificándonos con ellas; y mantenerlas nos cuesta tiempo, dinero y energía. Pero no somos ni la casa que tenemos, ni el coche que conducimos, ni la ropa que nos viste. Podría desaparecer todo y nosotros seguiríamos vivos.

¿Es posible mejorar la relación con nuestro dinero?

Desde luego que es posible, esa es la buena noticia. Reconsiderando nuestros hábitos y educando a nuestra mente para tener otra clase de interacción con el dinero. De lo que se trata es de mejorar nuestra relación con el dinero. Y lo primero que hay que hacer para mejorar la relación con algo o alguien es respetarlo. Respeta cada céntimo, sé consciente cada vez que abres tu cartera o sacas tu tarjeta. Reconoce su valor, ya que a lo grande solo se llega a través de lo pequeño. Si prestamos atención hasta al último gasto, por mínimo que sea, dando a cada céntimo la importancia que tiene, nuestro cerebro caminará firme hacia el Money Mindfulness y eso tendrá luego una repercusión clarísima en las operaciones de más montante.

¿Qué pautas recomienda en su libro?

Podemos comenzar con un diagnóstico, del mismo modo que un enfermo puede empezar a curarse desde el momento en el que se diagnostica su dolencia. Por lo tanto, y aunque pueda dar de un poco de pereza, empieza realizando tu radiografía financiera, que recoja todos tus ingresos y gastos mensuales. Este es el inicio del cambio. Una vez realizado podrás identificar cuáles son tus fugas, recortar en gastos innecesarios y reducir tu endeudamiento. Te sorprenderá, por ejemplo, el buen bocado que se llevan de tu presupuesto los gastos termita. Esos pequeños gastos, a veces de un par de euros, pero que sumados a final de mes suponen una sangría económica. Están tan ligados a nuestros hábitos que tú deberás ponerles nombre. Presta atención a esos cafés diarios fuera de casa, el primero lo necesitas, el segundo ni lo saboreas y el tercero te sentará mal. En la próxima compra que hagas piensa en si lo necesitas y vas a usar, si te lo puedes permitir y merece la pena. ¿Compras por tu bienestar o por impresionar a los demás? Hay que cambiar esos hábitos tan poco saludables.

¿Cómo sabemos si manejamos bien nuestros ingresos y gastos?

Paradójicamente, una vez que asumas los nuevos hábitos que propongo este libro, el mindfulness del dinero te permitirá despreocuparte de él. La mayor parte de las cosas que nos procuran la felicidad no se compran con dinero, pero para disfrutarlas hay que disponer de dos cosas: tiempo y serenidad. Y ambos dependen de que nuestras finanzas estén bien cuidadas, sin derroches ni inversiones alocadas, creciendo silenciosamente mientras capturamos lo mejor de la vida.

¿Cometemos fallos a diario con nuestras finanzas?

Por alguna razón, cuando hablamos de dinero nuestras neuronas se cortocircuitan. Si no prestamos atención a nuestros actos financieros nos arrastra esa tendencia genética a tomar decisiones erróneas y llevar fatal el tema. El primer error es mantenernos en la ignorancia, el no hablar del dinero. Y de lo que no hablamos es como si no existiera. Hay una inspiración que aprendí de la sabiduría judía que reza: Aquello que desprecias se vuelve contra ti. Pues bien, lo mismo ocurre con el dinero. Y además vamos siempre a remolque, en vez de tomar nosotros las riendas. En la generación sólo vendemos nuestro tiempo y ponemos límite a nuestra prosperidad. Posteriormente, cuanto más ganamos más gastamos, dejando el ahorro para el final y acabamos por no ahorrar porque al final no queda nada. Y en la multiplicación nos cuesta salir de nuestra zona de confort, no arriesgamos aun cuando podríamos hacerlo y la inflación nos hacer perder dinero cada día.

¿De qué depende que seamos capaces de multiplicar el dinero? ¿Solo de nuestros ingresos?

Debemos empezar ahorrando. Para ello no es importante sólo lo que ganamos, sino lo que somos capaces de retener. Esta es una obviedad muchas veces obviada. Ahorro e inversión son instrumentos que deben ayudarnos a conseguir nuestros objetivos vitales. Una vez que los definamos, tendremos el plazo de nuestra inversión. Podemos dejarnos guiar por un asesor o por el empleado de confianza en nuestra sucursal, pero habrá máximas que deberemos respetar siempre, como invertir sólo en lo que conocemos y además entendemos, o no dejarnos guiar por las emociones. Para tus objetivos a muy corto plazo, no debes arriesgar nada y debes valorar la liquidez. Para un plazo medio puedes comenzar a asumir algo más de riesgo, acercándote con un pequeño porcentaje a la bolsa, mediante fondos de inversión por ejemplo, pero sin especular. Finalmente, con el dinero asignado a los objetivos a plazo largo, como la jubilación, conviene asumir más riesgos, pero diversificando entre distintos sectores, áreas geográficas y momentos de inversión.


Municipios

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Si quieres recibir los mejores contenidos de la actualidad riojana suscríbete a nuestro boletín. ¡Quiero suscribirme!

Subir