Gobierno de La Rioja

Pedro Sanz anuncia que las Cofradías de la Santa Vera Cruz y del Pan y Queso recibirán este año la Medalla de La Rioja por su contribución al mantenimiento y promoción turística de las tradiciones riojanas

  • 27/05/2015 02:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios
  • Actualizado: Hace 11 meses

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha anunciado hoy que ha propuesto la concesión de la Medalla de La Rioja a la Cofradía de la Santa Vera Cruz y de los Disciplinantes de San Vicente de la Sonsierra y a la Cofradía y Hermandad de la Transfiguración del Señor de Quel, conocida popularmente como del Pan y Queso, y así se recogerá en los decretos que aprobará el Consejo de Gobierno este viernes de acuerdo con la Ley 1/2001, de 16 de marzo, reguladora de los honores, distinciones y protocolo de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

La Medalla de La Rioja constituye el grado máximo de condecoraciones que puede otorgar el Gobierno regional para premiar a instituciones que, por sus actividades de investigación científica, de desarrollo tecnológico, literarias, culturales, artísticas, sociales, económicas, docentes, deportivas o de cualquier índole, hayan favorecido de modo notable los intereses públicos regionales.

Pedro Sanz ha explicado que, con la concesión de la Medalla de La Rioja a estas cofradías, el Ejecutivo regional quiere destacar la inestimable aportación realizada por estas dos congregaciones, con el apoyo y la colaboración permanente de los vecinos de estas dos localidades riojanas, para preservar el rito de 'Los penitentes' o 'Los picaos', como se conoce de manera coloquial, en San Vicente de la Sonsierra y la fiesta del pan y el queso en Quel.

Ambas medallas suponen un reconocimiento al esfuerzo y el trabajo que vienen realizado para conservar y proteger estas dos populares tradiciones riojanas, que forman una parte destacada del patrimonio cultural e histórico de la comunidad, y, al mismo tiempo, promocionarlas, contribuyendo de esta forma a enriquecer la oferta turística de La Rioja y aumentar su proyección en el exterior al atraer a numerosos visitantes, lo que, sin duda, contribuye a dinamizar la economía de estos municipios.

Cabe recordar que el Gobierno de La Rioja ha iniciado el procedimiento para que el patrimonio cultural de los Disciplinantes de San Vicente de la Sonsierra sea declarado Bien de Interés Cultural con carácter inmaterial. Por otro lado, la Fiesta del Pan y el Queso ha sido declarada recientemente Bien de Interés Turística Nacional. Este reconocimiento fue concedido a 'Los picaos' de San Vicente en 2005

Cofradía de la Santa Vera Cruz de San Vicente de la Sonsierra

La Cofradía de la Santa Vera Cruz de San Vicente de la Sonsierra mantiene el rito de 'Los picaos'. Esta forma de penitencia es una de las más peculiares y populares en Semana Santa no sólo en La Rioja sino en toda España. Se celebra cada año en Jueves Santo y Viernes Santo, en la Cruz de Mayo (3 de mayo) y Cruz de Septiembre (14 de septiembre). Aunque no se tiene constancia del momento de su fundación, se sabe que en 1551 sus estatutos fueron presentados y aprobados en 1551 y en un acta de este mismo siglo se menciona la celebración de este rito desde tiempo inmemorial. La flagelación penitencial era frecuente en pueblos y ciudades de España hasta que en el siglo XVIII fue prohibida por Carlos III. San Vicente de la Sonsierra es el único lugar en el que perdura hasta nuestros días.

Resulta difícil determinar la razón por la que se ha mantenido este rito en la localidad riojana. Probablemente no existe una única explicación, sino una serie de razones de índole histórica, cultural, religiosa y tradicional que han conseguido fijar en la memoria colectiva de los sucesivos habitantes de la localidad, que formaron parte de esta cofradía o que se disciplinaron sin pertenecer a ella, un sentimiento de cariño y respeto a esta tradición.

En la actualidad, la cofradía está formada por más de 150 hermanos y recibe el apoyo de los vecinos de San Vicente durante los actos y celebraciones que se organizan en Semana Santa o en los Vía Crucis de mayo y septiembre, además de aportar una ayuda económica para sufragar los gastos corrientes y las actividades.

Cabe destacar estrecha relación entre la Cofradía de la Santa Vera Cruz con la Basílica de Santa María de la Piscina y su Divisa. Este templo, situado en el antiguo emplazamiento de Peciña sobre una pequeña colina, es un magnífico ejemplo del estilo románico en La Rioja.

Cofradía del Pan y Queso de Quel

La Cofradía y Hermandad de la Transfiguración del Señor de Quel se encarga de la organización de las Fiestas del Pan y el Queso, una de las más antiguas de la comunidad autónoma. Su origen se remonta a 1479 cuando la población de la villa quedó mermada por una epidemia de peste a la que solo sobrevivieron 17 de sus 50 habitantes.

Los vecinos se creyeron castigados por sus pecados por lo que decidieron pedir perdón y acabar así con la peste. Para ello salieron en procesión desde la Iglesia Mayor de la localidad hasta la ermita, cruzando en su recorrido todo el pueblo e incluso bordeando la orilla del Cidacos. Con ellos llevaron trece candelas, conocidas también como hachas, en honor a once santos de la zona, a la Virgen María (representada en Quel por la Virgen de la Antigua) y al Santo Cristo.

Las velas fueron consumiéndose, pero aquellas consagradas a la Virgen y a Jesucristo resistieron más que las demás, "tanto como lo que cuesta subir y bajar a Arnedo", un hecho que los vecinos consideraron milagroso pues las trece velas eran todas iguales en tamaño. Tras la celebración de la procesión, la mortandad por peste en la Villa de Quel cesó y los vecinos atribuyeron este hecho a un milagro divino. En agradecimiento, decidieron fundar una cofradía y hermandad con trece miembros, uno por candela, y acordaron mantener la tradición de la procesión, en la que se sacaría a la Virgen de la Antigua. La procesión culminaría en la Ermita de la Santa Cruz con un almuerzo de pan, queso y vino ofrecido por la cofradía para todos los vecinos y que se lanzaría desde una balconada. De todo ello se da constancia en la Carta Fundacional y las actas originales guardadas por la Cofradía de la Transfiguración del Señor, que datan de agosto de 1479.

La tradición se ha mantenido casi intacta durante más de cinco siglos y los vecinos de Quel ha cumplido con esta fiesta de manera interrumpida desde 1479 hasta nuestros días. Con el paso del tiempo, la fiesta creció, congregando a cada vez más vecinos de las localidades cercanas, atraídos por la comida ofrecida por la cofradía y por la singularidad de la fiesta, lo que derivó en una disputa por conseguir una ración. Esa espera y disputa son dos de los hitos relevantes de la fiesta y a día de hoy simulan la necesidad vivida en aquella época.

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir