Gobierno de La Rioja

Pedro Sanz anuncia que el nuevo tramo de 19 km de la Vía Romana del Iregua estará listo a mediados de verano y supondrá una inversión de 320.000 euros

El presidente del Gobierno de La Rioja ha visitado hoy en Alberite los trabajos de ampliación del recorrido que unirá Puente Madre y Viguera

  • 11/03/2015 01:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios
  • Actualizado: Hace 11 meses

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado hoy en Alberite los trabajos del proyecto de ampliación del sendero de la Vía Romana del Iregua, que permitirá a peatones y ciclistas el acceso desde su actual punto más bajo en Viguera hasta su unión con la capital riojana, junto al Parque del Iregua. Durante el recorrido ha estado acompañado del Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, del Director General de Medio Natural, Miguel Urbiola, y del alcalde de Alberite, Juan Pablo Sicilia.

Pedro Sanz ha explicado que las obras comenzaron el pasado mes de diciembre y contemplan la adecuación de un recorrido de 19 kilómetros, con una anchura en torno a los tres metros, "en unos tramos mejorando sendas o caminos ya existentes y en otras zonas abriendo y creando nuevos caminos para enlazar la capital riojana y el entorno del Parque del Iregua con el tramo ya existente de la Vía Romana que arranca en la localidad de Viguera". Está previsto que a mediados del próximo verano concluyan los trabajos y "caminantes y ciclistas puedan disfrutar de un sendero de 77,2 kilómetros ininterrumpidos por todo el valle del Iregua, desde Logroño hasta el Puerto de Piqueras".

En un primer momento, para este tramo entre Villamediana y Viguera se planteó utilizar en todo momento caminos ya existentes, pero al tratarse en muchos casos de caminos asfaltados y con bastante tráfico rodado, finalmente se ha apostado por crear un nuevo trazado, más próximo al río y los entornos ribereños para que la gente pueda disfrutar de sus valores. Otro de los aspectos claves a la hora de diseñar el trazado ha sido el tratar de evitar los caminos y carreteras con abundante tráfico y los cruces peligrosos con los mismos.

Restauración de riberas en Alberite

En el caso de Alberite, donde las obras se encuentran bastante avanzadas, se ha realizado además una interesante actuación de restauración de riberas en varias parcelas municipales situadas al norte del puente de la localidad, en los bordes del camino y junto al río Iregua, con el objetivo de mejorar ambientalmente y hacer más agradable el entorno del camino en los alrededores del núcleo urbano. Para ello, en estas parcelas de propiedad municipal, que se encontraban mayormente deforestadas y cubiertas de maleza, la Dirección de Medio Natural ha llevado a cabo labores de limpieza, acondicionamiento del terreno y plantación de especies de ribera como chopos, álamos blancos, alisos, cerezos.

Desde el Parque del Iregua hasta el puente de Alberite la ruta discurre por caminos o sendas preexistentes, que alternan espacios abiertos, plantaciones de chopera y zonas de vegetación riparia espesa. También hay numerosos puntos en los que es posible acceder al cauce, por lo que se trata de un tramo con muchas opciones de uso recreativo.

Al igual que en Alberite, en otros puntos del recorrido se colocarán bancos rústicos de madera y mesas tipo pic-nic en pequeñas áreas de descanso, aprovechando alguna singularidad paisajística, ecológica, un bonito acceso al río u otros puntos de interés. En estas zonas de descanso y en algunos tramos paralelos a canales y acequias se plantará también arbolado de sombra de gran formato.

Al estar previsto su uso indistinto por peatones y ciclistas, en el diseño de los caminos se ha intentado que, en todos los puntos posibles, el camino tenga una anchura de 3 metros. A lo largo del recorrido se instalarán también vallados rústicos, quitamiedos y pasarelas de madera en los puntos donde sea necesario. En cuanto a la señalización, la ruta contará con las señales blancas y moradas características de la Vía Romana, que indicarán a los usuarios la dirección correcta, y que se completarán con numerosas señales verticales direccionales en postes de madera.

También se van a colocar paneles informativos a la entrada o salida de los núcleos urbanos de Alberite, Albelda, Nalda y Viguera, para informar a los usuarios del patrimonio de cada uno de estos municipios, así como atriles interpretativos en puntos de la ruta apropiados para conocer los elementos más importantes del paisaje que podemos descubrir en la Vía Romana: las huertas y frutales del Iregua, los usos del agua en la cuenca de este río, los conglomerados de Islallana o la pertenencia de parte de la Vía a la red Natura 2000 y su importancia para especies amenazadas como el águila perdicera.

Camino histórico y ambiental

Con la creación de este nuevo itinerario, el Gobierno de La Rioja cumplirá su deseo de ver concluido un proyecto que comenzó hace más de una década, cuando la Dirección General de Medio Natural adecuó parte del trazado de la denominada Vía Romana del Iregua, camino que según algunos estudios utilizaron los romanos para comunicar el puerto fluvial de Vareia (Varea) y la histórica Numancia, acompañando precisamente el curso del río Iregua, unas veces cercana al cauce y otras a media ladera. En total, se acondicionaron y señalizaron más de 56 kilómetros, que discurren entre Viguera y el Puerto de Piqueras, creando un sendero peatonal por el corazón de los Cameros que aúna historia, patrimonio arqueológico, cultural y espacios naturales.

Quedó entonces pendiente recuperar el antiguo camino que sigue al Iregua en su curso más bajo hasta su fusión con el Ebro, ya que el trazado originario se encuentra totalmente ocupado por carreteras, caminos agrícolas, huertas, viviendas y edificaciones de todo tipo. Al ser precisamente en la capital y en estos pueblos de los alrededores de Logroño donde más gente demanda la recuperación de ese contacto con los entornos fluviales, se retomó el proyecto en 2011. En un primer momento, se acondicionó el tramo más bajo, de 2,2 kilómetros y 3 metros de anchura, que parte de Puente Madre, en el que se invirtieron 104.928 euros. El sendero cruza por debajo de Puente Madre para unirse con el logroñés Parque del Iregua y, así, con el Ebro y con Varea. Ahora se completa el proyecto con este tramo de 19 kilómetros para cuyo diseño se contó con la colaboración de todos los ayuntamientos implicados.

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir