Gobierno de La Rioja

Los incendios forestales mantienen una tendencia decreciente en La Rioja con una media de superficie quemada inferior a la de los últimos diez años

Un 78% de los 95 incendios producidos en 2014 se quedaron en conatos y resultaron afectadas 111,9 hectáreas, la mayoría en terreno no arbolado

  • 29/01/2015 01:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios
  • Actualizado: Hace 7 meses

El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore, y el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, han dado a conocer hoy los datos del balance de incendios forestales del pasado año en La Rioja. Durante 2014 se registraron 95 siniestros que provocaron la quema de 111,9 hectáreas de superficie, de las cuales 14,9 se encontraban en terreno arbolado.

La superficie forestal media afectada se ha situado en las 1,1 hectáreas por incendio, "un dato que muestra cómo se mantiene una tendencia de siniestralidad ligeramente decreciente, ya que esta media es menor a la registrada en la región en la última década", ha indicado Íñigo Nagore, al incidir en el hecho de que no se hayan producido daños importantes ni situaciones de riesgo para los ciudadanos".

Un 78% de los siniestros (74) se quedaron en conatos (menos de una hectárea afectada), mientras que el incendio de mayor extensión del 2014 se produjo en el mes de marzo en Autol donde que se quemaron 13,7 hectáreas de matorral mediterráneo.

En este sentido, Nagore ha destacado "el gran trabajo" que una campaña más ha realizado el dispositivo de detección y extinción de incendios forestales del Gobierno de La Rioja y ha insistido en la importancia de implicarse en políticas activas de prevención "tanto desde el punto de vista forestal, con el desarrollo de prácticas selvícolas adecuadas en los montes, como en actividades de educación ambiental que contribuyen a generar un mayor compromiso por parte de la sociedad riojana y los que nos visitan".

Buen año meteorológico en la época de alto riesgo

Por otro lado, el consejero de Medio Ambiente ha explicado que 2014 ha sido un bueno año meteorológico en la época de alto riesgo con unas abundantes lluvias en los meses de junio y julio. "En los cuatro meses de mayor riesgo se han producido el 12% de los siniestros del año y sólo se han quemado el 16% de la superficie total".

La ausencia de lluvias en invierno y primavera motivó un aumento del número de conatos e incendios durante el primer semestre del año, de modo que subió la media de la década en cuanto a número de siniestros, mientras que la superficie arbolada y forestal quemada este 2014 se mantiene por debajo de la media.

En este sentido, Nagore ha precisado que el año se caracteriza por dos periodos diferenciados. Durante los meses de invierno (época de riesgo moderado) se produjeron 42 incidentes que han supuesto el 44% de los siniestros registrados, quemándose el 53% de la superficie forestal de todo el año 2014. Por otro lado, la primavera (abril a mayo) ha tenido una casuística muy concreta por la quema intencionada de pelusas de chopo. En este periodo se concentraron 29 siniestros (el 30% del total) que provocaron que ardiera un 28% de la superficie forestal.

Prácticas agrícolas inadecuadas

La mayor parte de los incendios se siguen concentrando en el valle del Ebro y su origen mayoritario siguen siendo el factor humano (92%) y las prácticas agrícolas inadecuadas, como la limpieza de terrenos, ribazos y acequias de riego en las que se empleo fuego, y la quema incontrolada de residuos agrícolas. La mayoría de ellos se quedaron en simples conatos. Por otro lado, los incendios por causas naturales (rayo), supusieron un 3% de las causas. Y un 4% de los siniestros son debidos a causas desconocidas.

La Comunidad Autónoma de La Rioja cuenta con un dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales que integra a más de 300 profesionales y un completo elenco de medios técnicos para detectar, prevenir y combatir el fuego.

Durante el periodo de precampaña (1 de enero a 30 de junio), el helicóptero bombardero Bell-412 con helibalde de 1.500 litros intervino en diferentes operativos por espacio de 76,7 horas.

Ya en la campaña de alto riego (1 de julio a 31 de octubre), la Consejería dispuso del mismo helicóptero acompañado por una cuadrilla helitransportada de 9 miembros (7 especialistas, 1 capataz y 1 técnico). Durante este tiempo, el helicóptero contabilizó más de 30 horas de vuelo y realizó 93 descargas de agua.

También se dispuso de dos aviones de carga en tierra AT-802, cedidos por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que realizaron 29 descargas entre el 1 de julio al 30 de septiembre.

El Gobierno de La Rioja destinó el pasado año 8,6 millones de euros a la lucha contra incendios. De esa cantidad, unos 6 millones de euros se invirtieron en labores de prevención a lo largo de todo el año; mientras que la extinción supone menos de un tercio del presupuesto, en concreto 2,6 millones de euros.

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir