Gobierno de La Rioja

Ceniceros apela a la concienciación ciudadana en la presentación del operativo de la temporada de alto riesgo de incendios forestales

Más de 300 profesionales trabajarán, junto a un amplio dispositivo de medios técnicos, hasta el próximo 15 de octubre

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, ha participado hoy en la presentación del dispositivo previsto para afrontar la temporada de alto riesgo de incendios forestales, que este año ha debido adelantarse al 1 de julio, quince días antes de lo habitual para extremar la precaución ante las altas temperaturas y el viento. En la presentación también han tomado parte el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Íñigo Nagore; el director general de Medio Natural, Miguel Urbiola; el director del aeropuerto, Antonio García, así como pilotos y técnicos responsables del helicóptero y personal de la base y representantes de los retenes.

José Ignacio Ceniceros ha agradecido la “profesionalidad y esfuerzo” de los efectivos que conforman el dispositivo antiincendios y ha considerado “clave” la colaboración entre Administraciones. Además, ha apelado a la “concienciación ciudadana” para “evitar conductas que puedan poner en riesgo no solo el monte, sino otros bienes y, por supuesto, viviendas”. No obstante, ha manifestado que la sensibilización de los ciudadanos “hace que los incendios provoquen cada vez menos daños y que en la mayoría de los casos (78%) se queden en conatos”.

Para esta campaña, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha dispuesto un completo operativo que incluye a más de 300 profesionales y un amplio elenco de medios técnicos que se ha ido incrementando en los últimos años para detectar, prevenir y combatir los incendios forestales en territorio riojano. Un dispositivo que esta campaña tiene un coste que supera los 8,6 millones de euros.

Además, existe una permanente coordinación con otras regiones limítrofes para sumar esfuerzos a la hora de combatir grandes incendios con el mayor número de medios posibles.

Desde el 1 de julio queda prohibido hacer fuego en actividades recreativas y campamentos, incluso el uso de asadores, barbacoas portátiles, hornillos y cualquier otro elemento que pueda causar fuego en el monte. También se dejan de conceder permisos para quemas agrícolas, y se recuerda a los agricultores extremar la precaución en el uso de maquinaria agrícola durante los próximos meses. Igualmente, se deberán adoptar una serie de medidas preventivas en trabajos forestales.

Tal y como recoge la normativa, los únicos asadores que se podrán utilizar en terrenos forestales durante la temporada de alto riesgo son edificaciones dotadas de techo con matachispas cerradas al menos en el 75% del perímetro de la planta del edificio y con suelo de pavimento artificial. En todos los demás supuestos se prohíbe el uso del fuego y de artefactos de cualquier tipo que puedan producir incendios.

En este sentido, desde el Gobierno de La Rioja se insiste en que en estos meses la concienciación y responsabilidad ciudadana es vital, ya que más del 90% de los incendios se originan por causas antrópicas (acciones realizadas por el ser humano), ya sea tanto por negligencias o accidentes como por causas intencionadas. Además, la sociedad debe ser consciente también del esfuerzo y riesgo que asumen a todos los profesionales que integran el dispositivo para controlar cada uno de los conatos o incendios forestales que se produzcan, que pueden llegar a afectar a los espacios naturales más valiosos de nuestra región e incluso poner en riesgo  la seguridad de las personas que residen en las áreas forestales.

Medios humanos y materiales

Los más de 300 efectivos especializados (entre Agentes Forestales, retenes, Bomberos Forestales, técnicos de la Dirección General de Medio Natural, personal de medios aéreos, etc.) que conforman el dispositivo tienen a su disposición numerosos medios aéreos y terrestres para hacer frente a esta campaña.

Las torretas, piezas claves en la detección del fuego, empiezan a instalarse comenzando por las de mayor alcance visual.  Junto a esto, un año más, La Rioja dispondrá de un helicóptero Bell-412, equipado con helibalde de 1.500 litros y grúa, que opera desde la base de medios aéreos contra incendios forestales, sita en el aeropuerto de Logroño-Agoncillo. La tripulación de esta aeronave está compuesta por dos pilotos, dos copilotos, un mecánico y un coordinador, además del personal ligado a la cuadrilla de acción rápida. Se trata de un helicóptero polivalente, ya que, además de la labor prioritaria de extinción de incendios forestales, puede realizar otros múltiples trabajos relacionados con el medio natural como tareas de vigilancia y prevención.

Del 1 de julio al 31 de octubre, el helicóptero transporta y da apoyo a una cuadrilla de acción rápida (CARIF) constituida por personal especializado y formado en la lucha contra los incendios forestales, concretamente está integrada por 14 operarios, dos capataces y dos técnicos (en dos turnos diarios de mañana y tarde).

También en este mismo periodo se refuerzan los medios aéreos de extinción de incendios forestales con dos aviones de carga en tierra AT-802, con capacidad para 3.100 litros de agua y retardante, destacados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para dar servicio a la zona Norte (La Rioja, Álava y Navarra). Los aviones llevan su personal asociado compuesto por 2 pilotos, 2 técnicos y un mecánico.

Además de esto, en la temporada de alto riesgo se incrementa el servicio de retén de maquinaria pesada, así como el número de trabajadores, y se pone en marcha el servicio de vigilancia de las torretas.

El presupuesto que invertirá este año la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente para la lucha contra el fuego en la CAR ronda los 8,6 millones de euros. De esa cantidad, unos 4,7 millones de euros se invierten en labores de prevención; mientras que la extinción se lleva alrededor de 3.900.000 euros.

Medios humanos campaña 2019

  • 15 retenes de prevención y extinción de incendios con 127 operarios.
  • 78 agentes forestales.
  • Una cuadrilla de acción rápida, integrada por 21 operarios, 2 capataces y 2 técnicos, unida al helicóptero contratado por el Gobierno de La Rioja.
  • 19 técnicos de la Dirección General de Medio Natural que realizan guardias de incendios.
  • Tripulaciones de vehículos autobomba del Gobierno de La Rioja: 6 conductores y 3 ayudantes.
  • El responsable de mantenimiento de la red de vigilancia, detección y comunicaciones (radio) de incendios forestales.
  • Personal de las torretas y refugios de vigilancia: 39 vigilantes y un coordinador.
  • Personal unido al servicio de maquinaria pesada: 1 técnico y 2 maquinistas.
  • Personal unido al helicóptero de extinción de incendios: 2 pilotos, 2 copilotos, 2 mecánicos y 1 coordinador.
  • Conductores de autobomba (tripulaciones contratadas): 5 conductores y 5 ayudantes.
  • También hay que mencionar al personal del SOS-RIOJA donde se reciben las llamadas de emergencia del 112 del SOS-Rioja, así como el personal administrativo que trabaja en las oficinas de la Dirección General de Medio Natural.
  • Parques de bomberos de La Rioja (CEIS y Ayuntamiento de Logroño).
  • Personal de Protección Civil y Atención de Emergencias de La Rioja.
  • Guardia Civil y Cruz Roja.

Medios técnicos campaña 2019 (aéreos, terrestres e infraestructuras)

  • 11 Centros Comarcales contra incendios, ubicados en Ezcaray, Santurde, San Millán, Villavelayo, Anguiano, Villoslada, Ortigosa, Torrecilla, San Román, Murillo y Cornago.
  • Puntos de agua: cerca de 300 puntos de agua, de los cuales 115 se ubican en terrenos forestales. De estos últimos, 70 son gestionados directamente por la Dirección General de Medio Natural que se ocupa de mantenerlos en condiciones óptimas.
  • Infraestructuras de vigilancia y detección: 15 puntos fijos de vigilancia en distintas zonas elevadas de La Rioja, estratégicas por ofrecer una buena visibilidad sobre amplias superficies de masa arbolada.
  • Infraestructuras de comunicaciones: 12 estaciones repetidoras, 15 estaciones base y 2 estaciones fijas.
  • Vehículos de extinción de incendios: 8 vehículos autobomba con capacidades de 3.000 a 3.500 litros cada uno; 2 vehículos cisterna, uno de 9.000 litros y otro de 12.000 litros; 12 vehículos de patrullaje y primer ataque con depósitos de 400 a 500 litros de agua.
  • Un helicóptero contratado por el Gobierno de La Rioja para transportar la cuadrilla de acción rápida y un helibalde con capacidad para 1.500 litros de agua.
  • Base de medios aéreos contra incendios forestales de Agoncillo.
  • 2 aviones de carga en tierra, tipo AT-802, con capacidad para 3.100 litros de agua y retardante, contratados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
  • Servicio de maquinaria pesada, compuesto por un bulldozer de 170 CV, un camión góndola para su transporte y un coche piloto.

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir