Gobierno de La Rioja

El Centro de Interpretación de Sierra de Cebollera adapta el centro para personas ciegas y amplía la oferta de contenidos y recursos interpretativos para permitir la inclusión plena

Para ello, se ha diseñado un itinerario de visitas señalado mediante placas con lenguaje braille; se ha elaborado una app audioguía; se han incorporado elementos táctiles, y se han actualizado contenidos para abordar los grandes retos del planeta como son la crisis de biodiversidad y la crisis climática

  • 19/03/2021 15:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios

El consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado Nájera, ha inaugurado el Centro de Interpretación del Parque Natural de la Sierra de Cebollera tras su remodelación y adaptación para personas con discapacidad visual En el acto también han participado el director general de Biodiversidad, José Luis Rubio; el alcalde de Villoslada de Cameros, Julio Ignacio Elías; el alcalde de Lumbreras de Cameros, Norberto Martínez; la delegada territorial de la ONCE en La Rioja, Belén González, y el vicepresidente del consejo territorial de la ONCE, César Ortiz de Landázuri.

Los trabajos de renovación del centro de interpretación han supuesto una inversión de 43.000 euros, cofinanciados al 50 por ciento por la Unión Europea a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), que “nos ha permitido adecuar el centro para personas ciegas y ampliar la oferta de recursos y contenidos para permitir la inclusión plena y así seguir avanzando en la idea de que los espacios naturales de La Rioja sean lugares más globales y accesibles”, ha destacado el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado Nájera. Asimismo, ha subrayado que “el entorno natural privilegiado, el centro de interpretación, las áreas recreativas y los senderos de la zona son un recurso turístico cada vez más importante que suponen un impulso para el desarrollo socioeconómico de la zona y para abordar el reto demográfico de nuestra sierra”.

Con el objetivo de mostrar los valores de los espacios naturales protegidos de La Rioja a toda la población, el Gobierno regional está desarrollando una línea de trabajo hacia la accesibilidad universal. Precisamente, el Parque Natural de la Sierra de Cebollera fue el primer espacio protegido de La Rioja en dar pasos hacia este turismo natural inclusivo para todos.

En esta línea, el consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica, Álex Dorado Nájera, ha remarcado que “mejorar la accesibilidad en los espacios naturales persigue favorecer la integración y la calidad de vida de las personas con discapacidad visual, así como su participación en las actividades recreativas y turísticas de naturaleza”. Por ello, ha agradecido la colaboración y el asesoramiento de la ONCE para la remodelación tanto del centro de interpretación de Sierra de Cebollera como el de la Reserva Natural de los Sotos del Ebro en Alfaro que también se adaptó en el 2020. 

Para hacer el centro más accesible se ha diseñado un itinerario de visita al centro que guía a los usuarios mediante placas con lenguaje braille colocadas en cada uno de los paneles, juegos y monitores. Como complemento, se ha elaborado una app audioguía de descarga gratuita, que permite al visitante hacerse una idea completa tanto de lo que ofrece el centro como de los principales valores del espacio protegido. La audioguía está disponible en tres idiomas, castellano, inglés y francés e incluye un total de 13 pistas que se corresponden con otros tantos elementos expositivos de la sala.

También, se han incorporado al centro diferentes elementos táctiles, como esculturas de algunos de los animales más emblemáticos de los ríos de Cebollera, o relieves que permiten, por ejemplo, descubrir las texturas de determinados productos que obtenemos de los bosques.

Nuevos contenidos y recursos interpretativos

Otro de los objetivos principales de la renovación del centro, que abrió sus puertas por primera vez en 1999 y por el que pasan cada año alrededor de 16.000 visitantes, ha sido “actualizar los contenidos de buena parte de los paneles que conforman la exposición permanente para dar mayor protagonismo dentro de la visita a cuatro conceptos que hoy son clave en la gestión ambiental y en espacios naturales como el Parque Natural de Cebollera: la importancia de la conservación de la biodiversidad, la lucha contra el cambio climático, la gestión forestal sostenible y la Red Natura 2000”, ha resaltado el consejero. 

Además, el proyecto ha servido para actualizar y sustituir algunos de los juegos y recursos interpretativos del centro como el audiovisual que explica el origen de los glaciares del Parque Natural. Se ha incluido un monitor de mayor tamaño para darle más protagonismo dentro de la exposición y se ha mejorado el contenido del audiovisual en sí para explicar con mayor claridad mediante simulaciones conceptos como circos, morrenas, hoyos, etc. que son clave para entender el relieve glaciar que el visitante puede encontrar en Cebollera.

También se ha añadido un juego interactivo ideado para que los usuarios, niños y adultos, aprendan conceptos curiosos sobre las condiciones de vida y las adaptaciones que tienen que realizar las especies que viven en la alta montaña ibérica. ‘En las duras cumbres, el juego de la supervivencia’ plantea cuatro desafíos y juegos para sobrevivir al frío, al viento, a la falta de alimento y al cambio climático a través de cuatro especies emblemáticas del Parque que han tenido que adaptarse a estas condiciones: la mariposa Apolo, el topillo nival, el tritón pirenaico y el enebro rastrero.

Los elementos más representativos del centro de interpretación son los tres grandes dioramas que reproducen los principales ecosistemas del parque: el pinar de pino silvestre, los hayedos y los robledales de rebollo. Con la remodelación se ha dado más fuerza a estos recursos sustituyendo las luminarias del interior por iluminación led, para lograr una mayor eficiencia energética del centro y, al mismo tiempo, una mayor luminosidad. También se han añadido unos paneles fijos en los que figura un dibujo del diorama con un listado numerado de las especies y elementos característicos de cada ecosistema para que el visitante los pueda localizar sin problemas en el correspondiente diorama.

En la parte dedicada a los ríos del Parque Natural se han incorporado cuatro esculturas con información sobre algunos de los animales escasos y amenazados que han encontrado en la red fluvial del Parque un hábitat ideal: las libélulas y caballitos de agua, el visón europeo, el desmán ibérico y el mirlo acuático.

Las claves de la gestión del espacio

“La Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica, a través de la Dirección General de Biodiversidad, ha completado y actualizado buena parte de los contenidos que se tratan en el centro para que durante el recorrido por los trece elementos expositivos principales el visitante tome conciencia de los mayores retos a los que se enfrenta nuestro planeta y que también tienen su reflejo en espacios como Cebollera: detener la pérdida de biodiversidad y frenar el cambio climático”, ha declarado Dorado. Un ejemplo es el módulo dedicado a los pisos de vegetación del Parque, que refleja cuál va a ser el estado de los bosques de Cebollera y del caudal del río Iregua dentro de cincuenta años si no cambiamos nuestros hábitos y frenamos el calentamiento global.

Precisamente una de las formas para contribuir a mitigar el cambio climático es mediante una gestión forestal sostenible, otro de los conceptos que ha cogido fuerza en la exposición a través de un módulo que explica la importancia de los bosques en la captación de CO2 y el valor y potencial de la matera como material moderno y sostenible.

La biodiversidad de Cebollera cobra protagonismo a lo largo de toda la muestra que hace un recorrido por las principales especies animales y vegetales del Parque Natural y las singularidades y valor de muchas de ellas al ser especies que no se encuentran en ningún otro punto de nuestra geografía. Ahora se ha añadido además un módulo nuevo sobre los invertebrados del Parque, un grupo faunístico que pasa desapercibido para muchas personas pero que, sin embargo, tienen un papel clave en el funcionamiento de los ecosistemas. En Cebollera podemos encontrar cuatro especies de invertebrados protegidos por la Directiva de Hábitats: el caracol de Quimper, la Rosalia alpina, el ciervo volante y el escarabajo gran capricornio.  

Asimismo, el creciente auge que espacios naturales como Cebollera tienen como motor de actividades relacionadas con el ocio y el turismo de naturaleza, se ha reflejado en la nueva exposición con un nuevo panel que anima a convertirse en ‘Naturalista aventurero’. En él se muestran algunos de los materiales que nos pueden ayudar en nuestras salidas al campo y se dan consejos para quien quiera iniciarse en el “birdwatching” u observación de aves, una de las actividades que pueden desarrollarse en la naturaleza más populares y para la que Cebollera ofrece múltiples posibilidades.

Por último, la reforma ha incluido la digitalización del audiovisual de diez minutos sobre el Parque Natural, con el río Iregua como protagonista, que se proyecta a demanda de los visitantes. Se ha respetado el contenido y las imágenes pero se han sustituido los antiguos proyectores por uno de nueva generación que mejora la calidad de la proyección, proporciona mayor luminosidad y reduce notablemente el consumo eléctrico.



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir