Gobierno de La Rioja

El Gobierno de La Rioja aprueba la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del Cementerio Civil de La Barranca en Lardero

El Consejo de Gobierno ha dado esta mañana luz verde al decreto para la declaración con categoría de Sitio Histórico de este emplazamiento considerado testimonio singular de la cultura y etnografía riojana, y en el que yacen más de 400 personas asesinadas en los primeros meses de insurrección que daría lugar a la Guerra Civil

  • 15/12/2021 12:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios

El Consejo de Gobierno ha aprobado esta mañana el proyecto de Decreto por el que se procede a la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) del Cementerio Civil – Memorial La Barranca y su entorno de protección, en Lardero. Esta declaración se toma en consideración al señalarse que La Barranca constituye un testimonio singular de la cultura riojana, y a la vez un sitio histórico y representativo de un episodio trágico cuyo conocimiento es necesario mantener vivo, al trascender lo local para formar parte de la historia del pueblo.

La presidenta del Gobierno de La Rioja, Concha Andreu, ha visitado esta mañana el cementerio, donde ha anunciado el acuerdo de Consejo de Gobierno para su declaración como BIC, con la categoría de Sitio Histórico. Con esta medida, el Ejecutivo que preside cumple con el requerimiento realizado, tras aprobación por unanimidad, por el Parlamento de La Rioja en abril del año 2018; y da respuesta igualmente a la solicitud que en julio de 2020 realizó la propia Asociación La Barranca. De esta forma, el Gobierno riojano garantiza la preservación de este espacio histórico, y define una serie de medidas de protección (en materia de obras e intervenciones), investigación y divulgación.

Andreu se ha mostrado orgullosa y satisfecha de contribuir a “preservar la memoria y la dignidad de las víctimas”, algo, ha señalado “que nos concierne a todas y a todos”. Y ha agradecido el trabajo de la la corporación local del Ayuntamiento de Lardero que, en pleno celebrado durante el pasado mayo de este año y por unanimidad de todos los partidos, acordaron una moción de apoyo a esta declaración. La presidenta también ha reconocido y subrayado el trabajo desempeñado por las personas que conforman la Asociación La Barranca, “por vuestra dedicación para rescatar del olvido las historias y la verdad de las más de 400 personas que hoy están aquí enterradas”.

 

Dos pilares fundamentales

Esta declaración como Bien de Interés Cultural con la categoría de Sitio Histórico para El Cementerio Civil – Memorial La Barranca se fundamenta en dos pilares importantes que se extraen del trabajo documental del investigador Jesús Vicente Aguirre. Por una parte, preservar el escenario en el que se produjeron los hechos, un recinto en el que yacen asesinadas más de 400 personas a raíz del golpe militar de 18 de julio de 1936, como espacio simbólico y físico vinculado a ellos. Por otra, desde el punto de vista etnológico, salvaguardar una serie de elementos de significativo valor antropológico y simbólico derivados de estos sucesos, que con el transcurrir del tiempo y el recuerdo de lo sucedido, han conformado un acervo que forma parte de la memoria histórica colectiva de La Rioja, constituyendo una manifestación imprescindible para el entendimiento y defensa de la Memoria Histórica, no sólo en el ámbito de la Comunidad Autónoma de La Rioja, sino también en todo el territorio nacional.

La historia de La Barranca es la de un lugar de memoria construido durante ocho décadas. Su origen se remonta al 15 de diciembre de 1936, cuando, en esos primeros meses de la insurrección que dio origen a la Guerra Civil, son asesinados y enterrados al menos 407 personas. A partir de esa fecha, cada año, los familiares y allegados de las víctimas acudían a principios de noviembre (día de Difuntos o de Todos los Santos) a honrar su memoria depositando flores en el lugar, como lo testimonian los informes redactados por agentes de la Guardia Civil o de la Policía y la documentación fotográfica recogida por la Asociación La Barranca.

La siguiente fecha clave es el año 1977, cuando una comisión de familiares solicita oficialmente permiso para adecentar el lugar y realizar un homenaje, algo que es concedido por el Gobierno Civil. El 25 de marzo de 1978 se produce el acuerdo de la Comisión de Gobierno de la Diputación Provincial con informe favorable de la Comisión de Patrimonio sobre la cesión de los terrenos de la finca de La Barranca; y entre ese año y 1979 se procede a la realización de las obras de construcción del cementerio, que es inaugurado el 1 de mayo de 1979, presidido a la entrada por el monumento de homenaje a los fusilados del escultor riojano-chileno Alejandro Rubio Dalmati.

Otros hitos en años posteriores la creación en 2008 de la Asociación La Barranca, que asume la gestión del emplazamiento; y en 2015 la colocación del histórico mural ‘Mapa de presos’.

 



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir