Gobierno de La Rioja

El Gobierno de La Rioja desarrolla la ‘III Semana del Cribado en Violencia de Género’ para identificar posibles casos de maltrato en el ámbito sanitario

  • 16/11/2021 11:42
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios

El Sistema Público de Salud de La Rioja desarrollará entre el 22 y el 28 de noviembre la III Semana del Cribado en Violencia de Género con el objetivo de identificar posibles casos de maltrato en el ámbito sanitario. Esta campaña intensiva de detección de la violencia de género (VG) en la pareja desde el sistema sanitario público riojano es una de las medidas contempladas dentro de la Estrategia de atención a la VG, incluida en el Plan de Salud vigente. La gerente de Atención Primaria, Paula Guerrero, y la trabajadora social y coordinadora de la Comisión Técnica contra la VG, Mª Antonia Aretio, han presentado esta acción que introduce como principal novedad este año la edición de una guía que se entrega a las mujeres que participan en el cribado.

Esta iniciativa centra su radio de acción tanto en los centros de Atención Primaria de La Rioja como en servicios específicos hospitalarios. Para Paula Guerrero “debemos poner todos los recursos que estén en nuestras manos para ayudar a las mujeres que sufren este problema de salud y decirles que no están solas; que tienen al personal del ámbito sanitario y también al sistema público de salud de La Rioja a su lado para salir adelante”. Para ello, es preciso descubrir ese posible maltrato y el ámbito sanitario es el idóneo para poder localizar nuevos casos de violencia de género puesto que las mujeres ven en su profesional sanitario una persona próxima y de confianza.

Test de cribado

Esta actuación que coincide en el tiempo con la celebración el próximo 25 del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, se concreta en la elaboración de un test de cribado, con preguntas específicas y directas que se formulan en poco tiempo y que se harán a toda mujer mayor de 14 años que acuda sola a la consulta.

Primero se pregunta sobre la relación de pareja y la resolución de las discusiones y, si el cribado se considera positivo, se pasará a hacer de un cuestionario más amplio y específico.

Se dejará de contestar el test en las siguientes situaciones: mujer con patología que desaconseje la entrevista ese día (dolor, urgencia vital, trastorno cognitivo importante que dificulte la comprensión), mujer que rechaza el cribado, barrera lingüística importante o causa profesional (teniendo que especificar el porqué) A todas las mujeres, con independencia de si tienen relación de pareja masculina en el momento actual o dentro del último año, se les pregunta acerca de otras situaciones de VG que hayan podido vivir a lo largo de su vida (VG en el pasado). Esto está permitiendo aflorar algunas situaciones de abuso sexual en la infancia y otras violencias de género a lo largo de la vida que han o están dañando la vida de la mujer desde el sistema sanitario se ofrece también ayuda para superar el trauma en estos casos.

Durante la semana, el personal de referencia de los centros y servicios deberá recoger todas las incidencias surgidas para evaluar y mejorar posibles actuaciones futuras.

El personal sanitario y sociosanitario de Atención Primaria y de servicios específicos de Atención Hospitalaria han sido formados para llevar a cabo este cribado en violencia de género. Asimismo, se ha colocado cartelería para que las mujeres estén informadas cuando acudan a su centro o al servicio durante la semana.

Respecto a los principales datos de anteriores cribados, se constata el incremento de cuestionarios cumplimentados en la última edición, un 28,2% más que en la primera Semana de Cribado de 2018.

Se detectaron 119 casos con alto grado de sospecha de VG, lo que supone un total de 3,6% de todas las mujeres a las que se hizo el cribado esa semana y tenían pareja o la habían tenido en el último año (supone un 2,5% de todas las mujeres a las que se hizo el cribado).

Asimismo, se detectaron un total de 152 mujeres con maltrato confirmado, lo que supone un total de 4,6% de todas las mujeres a las que se hizo el cribado esa semana y tenían pareja o la habían tenido en el último año (supone un 3,2% de todas las mujeres a las que se hizo el cribado). Sumando ambos porcentajes, se obtiene una detección de un 8,2% de mujeres con maltrato o alto riesgo de tenerlo en su pareja. Esta cifra se acerca al porcentaje de 9,8% de mujeres riojanas que, según la macroencuesta de violencia contra la mujer del 2019, están sufriendo maltrato dentro de la pareja que en el último año.

Ello indica la sensibilidad y especificidad del instrumento de cribado elegido en el sistema sanitario riojano para detectar precozmente la VG.



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir