Gobierno de La Rioja

El Gobierno de La Rioja destaca al olivar como cultivo alineado con los objetivos de transformación verde y clave para promover un medio rural vivo y sostenible

La directora general de Desarrollo Rural y Reto Demográfico, Nuria Bazo, ha entregado hoy, junto con el presidente de la DOP Aceite de La Rioja, Miguel Martínez de Quel, los premios a los ganadores del ‘V Concurso a la calidad del mejor Aceite de La Rioja 2020-2021’ en el Centro Cultural Ibercaja, iniciativa en la que colabora el Consejo Regulador de la DOP Aceite de La Rioja y la Consejería de Agricultura. Bazo ha destacado la contribución que el cultivo del olivar realiza en la transformación ambiental y en promover un medio rural vivo y sostenible desde la calidad e innovación de sus producciones.

En la quinta edición de estos galardones, los ganadores han sido Javier Grijalba en la categoría de frutado verde, Bodegas Altanza en la categoría de frutado maduro, Karey Agrícola en la categoría de ecológico y Trujal de Galilea en la categoría de cooperativas. La mención especial al comercio distribuidor que mejor prescribe el oro líquido riojano ha recaído en Fuertes Gourmet de Logroño. La Consejería de Agricultura participa en los panales de cata del Concurso a la Calidad del Mejor Aceite de La Rioja.

La directora general de Desarrollo Rural y Reto Demográfico ha resaltado: “Desde los pequeños trujales arraigados a la tradición de nuestros pueblos, hay mimbres para construir el futuro de este sector, que pasa por la profesionalización de nuestros productores y por una alta calidad de las producciones, que ya las tenemos, pero que seguiremos impulsando desde la creatividad, el empuje y el convencimiento de que estamos ante un sector que cree en lo que hace”.

Bazo ha resaltado: “Hoy, el aceite de oliva de La Rioja es patrimonio agrario, paisajístico y cultural de nuestra región”. Si hablamos en extensión, la superficie total de olivo cultivado en La Rioja es de 5.650 hectáreas, de la que el 13 por ciento, aproximadamente 750 hectáreas, es ecológico, lo que le sitúa al olivar como el cultivo de la región que ofrece un mayor porcentaje de superficie en ecológico respecto al total de su producción. La directora general de Desarrollo Rural ha subrayado la contribución del cultivo del olivo como “factor de preservación del medio ambiente, por lo que está llamado a ser un cultivo reforzado ante el cambio climático”, ya que desde el olivar, ha recalcado “podemos contribuir enormemente a la transformación ambiental”.

Bazo ha recordado que la transición verde es uno de los grandes retos que aborda la agricultura en la próxima década”. Ha incidido en que “La Estrategia de la Granja a la Mesa, alineada con los objetivos del Pacto Verde Europeo, marca el camino para las producciones sostenibles. El objetivo es crear una cadena alimentaria sostenible para los consumidores, los productores, el clima y el medio ambiente”, ha apuntado.

Estrategia de Promoción Agroalimentaria, estrategia sostenible

Bazo ha asegurado que “la Estrategia de Promoción Agroalimentaria del Gobierno de La Rioja quiere ser partícipe de esta apuesta por la sostenibilidad económica, social y medioambiental en la cadena alimentaria. Tenemos un magnífico punto de partida: la riqueza en recursos de nuestra tierra, la profesionalidad de nuestros productores y la calidad de nuestras producciones que describen también al aceite de La Rioja”.

A este respecto, ha mencionado: “Nuestro objetivo es que los productos riojanos, como nuestro aceite de La Rioja, proyecten el prestigio que merecen desde los valores del origen, la calidad y seguridad, la confianza, el respeto a la tradición, el arraigo a la tierra, la aportación a la gastronomía regional y la sostenibilidad medioambiental”, ha subrayado.

La directora general de Desarrollo Rural ha apuntado que “esta etapa COVID ha motivado una sensibilidad distinta por las pequeñas producciones. El origen y las producciones locales se van a poner en una primera línea de demanda por parte de los consumidores”. En opinión de Bazo, “se ha tejido ya una tipología de consumidor que apuesta por la calidad del producto, por conocer al productor, por saber dónde se transforma y por ese vínculo con la tierra. Somos productores que transformamos cerca de casa y que en muchos de los casos podemos vender cerca de casa. Ese es el objetivo que queremos impulsar. Una cadena alimentaria para los consumidores de cercanía. Estamos en el lenguaje de la proximidad y en el lenguaje de las producciones de kilómetro cero”.

Bazo ha celebrado el camino recorrido por el sector del aceite de oliva. “Se ha hecho un gran avance y se ha consolidado un sector que es eje de región, que mira al territorio, al producto y al productor. Desde el Gobierno de La Rioja vamos a acompañar al sector en esta transformación, en la investigación e innovación, en el apoyo a la comercialización y, sobre todo, en la digitalización para situarlo en el siglo XXI. Continuaremos trabajando en colaboración con la DOP para obtener aceites de oliva con cualidades diferenciadas. Y promoveremos la divulgación para hablar de cultivo de olivo como cultivo verde con una amplitud de cualidades”.

 



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir