Gobierno de La Rioja

El Gobierno de La Rioja y el Colegio de Periodistas elaboran un protocolo para el tratamiento informativo de la violencia de género

  • 09/03/2022 11:30
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios

 El consejero de Servicios Sociales, Pablo Rubio, junto al director de Justicia e Interior, Jorge Medel, la decana del Colegio de Periodistas, Ana Castellanos, y la periodista, Celia Fenollar, han presentado esta mañana el Protocolo para el Tratamiento Informativo de la Violencia de Género elaborado por el Colegio de Periodistas de La Rioja por encargo de la Dirección General de Justicia e Interior como compromiso de ambas instituciones con la erradicación de la violencia contra las mujeres. 

Este documento es el resultado de un trabajo realizado a lo largo de los últimos meses por la periodista Celia Fenollar con el foco puesto en el importante papel que juegan los medios de comunicación en la socialización y sensibilización de la sociedad y por tanto en su relevancia a la hora de informar con responsabilidad en temas sobre violencia de género, así como en la necesidad de proteger a las víctimas en esas informaciones.  

La violencia de género es un grave problema en nuestra sociedad que exige conocimiento y rigor informativos para conjugar correctamente el derecho a la información, la sensibilización de la sociedad, el respecto a las investigaciones judiciales y la privacidad de las víctimas. 

 Este Protocolo se ha elaborado como una herramienta que ayude a los periodistas en su trabajo diario para dar respuesta a los interrogantes que surgen a la hora de enfrentarse informativamente a los casos de violencia machista.

A lo largo de diferentes capítulos el documento nos acerca al marco normativo, a conocimientos sobre los delitos relacionados con la violencia de género, sobre las penas para los agresores, aclaraciones sobre las diferencias entre violencia doméstica, violencia de género, violencia sexual, recursos que ofrece La Rioja a las víctimas y, fundamentalmente, nos ofrece herramientas para trabajar e informar con perspectiva de género y abordar las noticias relacionadas con la violencia de género. El documento es muy completo y nos plantea casos prácticos que nos hacen ver lo importante que es consultar ante cualquier duda. 

Durante su elaboración se han mantenido  entrevistas con representantes de diferentes sectores (agentes sociales, miembros de la judicatura, fiscales, equipos psicosociales, abogados, asistentes sociales, personal sanitario, forenses, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, personal docente, instituciones oficiales, organizaciones de mujeres y feministas, responsables de medios de comunicación y profesionales del periodismo y la publicidad) con el objeto de realizar una radiografía lo más precisa posible de la situación.  

El Protocolo incluye una GUÍA EJECUTIVA DE BUENAS PRÁCTICAS con 14 puntos que resuelven cualquier duda cuando las prisas aprietan. 

Guía ejecutiva de buenas prácticas: 
  1. Hablaremos de violencia de género, violencia sobre las mujeres, violencia contra las mujeres o violencia machista.
  2. Explicaremos el origen estructural de la violencia e informaremos utilizando la perspectiva de género en los principales elementos de la historia: fuentes, estructura, relato, lenguaje verbal e imágenes y contenido audiovisual.
  3. Transmitiremos que la violencia que sufren las mujeres va más allá del ámbito de la pareja y se manifiesta, entre otras formas, en: agresiones y abusos sexuales, explotación sexual, violencia contra los derechos sexuales y reproductivos, ciberviolencia, etc.
  4. Nos nutriremos únicamente de fuentes válidas y analizaremos la información recibida con rigor.
  5. Contextualizaremos la información e intentaremos incluir con frecuencia análisis de personas expertas, los recursos de atención, el desarrollo judicial, los actos de condena u homenaje y testimonios de mujeres que han superado la violencia machista.
  6. No cuestionaremos a la víctima ni recogeremos testimonios que lo hagan. No extenderemos mitos que culpabilizan a las mujeres de las violencias sufridas.
  7. Respetaremos la identidad de las víctimas, especialmente cuando haya menores implicados y cuando la violencia se produzca en localidades pequeñas.
  8. El lenguaje no es inocente: evitaremos eufemismos, daremos nombre a las violencias que se esconden detrás del maltrato y seremos conscientes de las relaciones de causa-efecto que se crean al presentar los hechos.
  9. Narraremos lo sucedido sin dramatismo, sin entrar en detalles escabrosos y con imágenes y recursos que rehúyan del espectáculo y el sensacionalismo.
  10. Incluiremos las noticias sobre violencia de género fuera de la sección de sucesos. Seremos conscientes de su existencia más allá de días señalados como el 8 de marzo o el 25 de noviembre.
  11. Evitaremos crear con nuestras historias a “la víctima perfecta” y al “típico agresor”. La violencia de género está presente en todas las franjas de edad y en todos los estratos sociales, económicos y culturales. 
  12. Propondremos enfoques y estructuras novedosas para superar el efecto narcotizante y diseñaremos historias y formatos informativos dirigidos a la juventud.
  13. Ofreceremos nuevos marcos de interpretación, desmarcándonos de mitos, estereotipos y narrativas que normalizan la violencia contra las mujeres y ofreciendo relatos que contribuyan a su erradicación.
  14. Informaremos sobre las modificaciones legislativas en materia de violencia sobre las mujeres.

 



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir