Gobierno de La Rioja

Hita defiende la nueva PAC como una oportunidad para agricultores y ganaderos para abordar los grandes retos económicos, ambientales y sociales

  • 22/09/2020 11:00
  • Gobierno de La Rioja
  • Unidad de medios

La consejera de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población, Eva Hita, ha defendido la oportunidad que la nueva PAC ofrece a agricultores y ganaderos para abordar “los grandes retos económicos, ambientales y sociales que el campo afronta en los próximos años”. Así lo ha asegurado hoy en su comparecencia ante la Comisión de Agricultura, Ganadería, Mundo Rural, Territorio y Población del Parlamento de La Rioja, en la que ha subrayado que “el mantenimiento de un presupuesto sólido de la PAC ha constituido una prioridad fundamental para el Gobierno de La Rioja en la defensa de los intereses del sector riojano, porque es un apoyo clave para que el campo riojano pueda asumir estos retos”.

“La PAC supone una inyección muy importante en el sector agrario, no sólo para el mantenimiento de la actividad agraria, sino también para inversiones que contribuyen a mejorar su competitividad y sostenibilidad además de generar oportunidades en el medio rural. Ningún sector económico recibe un apoyo equivalente del presupuesto europeo”, ha afirmado Hita.

La consejera de Agricultura ha recordado que España recibirá para el periodo 2021-2027 un total de 47.682 millones de euros, por encima de los 47.500 millones de euros del periodo 2014-2020. Estos fondos se articulan en 39.156 millones de euros para el Primer Pilar de la PAC (Fondo Europeo Agrícola de Garantía Agraria FEAGA), de los que 34.181 millones de euros se destinan a ayudas directas, y 7.776 millones de euros para el Segundo Pilar de la PAC (Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural FEADER), a los que habría que añadir 750 millones de euros procedentes del fondo europeo Next Generation.

Hita ha recordado que la nueva PAC post 2020 “supone un giro radical en su definición y forma de aplicación. Los Estados miembro tienen que elaborar Planes Estratégicos que den respuesta a las necesidades detectadas y aunando medidas del Primer y Segundo Pilar, es decir, aunando ayudas directas, medidas de mercado y ayudas de desarrollo rural”. En este sentido, ha destacado: “Nunca antes en España se había hecho un análisis tan completo ni un plan de esta envergadura, que definirá el futuro de nuestro sector agroalimentario para esta década, movilizando unos 50.000 millones de euros de recursos públicos, al sumar las aportaciones del Estado y de las Comunidades Autónomas, a lo que hay que añadir las aportaciones adicionales del fondo de recuperación de la UE y del Plan Nacional de Inversiones y Reformas”.

Entre los aspectos clave que definirán la aplicación de la futura PAC, Hita se ha referido a la definición de agricultor genuino, que sería la ‘ventana’ de acceso a la mayor parte de las ayudas. “El concepto de agricultor genuino debe acercarse a la definición de agricultor profesional. Debe incluir esta definición a quienes tienen una mayor proporción de ingresos procedentes de la actividad agraria. Esta definición permitirá reducir el número de perceptores de ayudas PAC en España y que las ayudas lleguen a sus verdaderos destinatarios”, ha señalado.

En este sentido, la consejera de Agricultura ha ahondado en que “para alcanzar los objetivos de la nueva PAC, necesitamos agricultores profesionales, que tengan un buen grado de formación, con explotaciones competitivas, cada vez más sostenibles y en las que la innovación sea una palanca”. Por ello, ha insistido en que “las ayudas deben recaer en quienes contribuyan de forma mayoritaria a alcanzar estos objetivos. En este momento, hay que pensar en un diseño de reparto más justo”.

Hita también ha enfatizado que ante la nueva PAC la postura de La Rioja es que “la desaparición de los derechos históricos es necesaria, de modo que los perceptores cobren con mayor vinculación a la actividad que están ejerciendo ahora y no por lo que lo hicieron en un periodo muy anterior. Así se facilitaría la incorporación de los jóvenes a la actividad agraria. Este objetivo se puede conseguir optando por un sistema sin derechos y pasando a un sistema de pago por superficie”. 

En referencia a la limitación de las ayudas máximas, Hita se ha mostrado a favor de la propuesta de la Presidencia alemana de la UE, en la que los Estados miembro podrán reducir el importe de los pagos directos cuando éstos se sitúen por encima de los 60.000 euros, tal y como ha defendido La Rioja a lo largo de este último año, para favorecer el modelo de pequeñas y medianas explotaciones de la región.

El Pacto Verde Europeo: la hoja de ruta medioambiental

La consejera de Agricultura se ha referido al Pacto Verde Europeo “la hoja de ruta para dotar a la UE de una economía sostenible. La consecución de este objetivo exigirá que transformemos los retos climáticos y medioambientales en oportunidades en todos los ámbitos y que logremos una transición justa e integradora, también en la actividad agraria”. Hita ha incidido en que la nueva PAC “va a estar marcada por esta estrategia, lo cual va a tener una incidencia directa en el reparto del presupuesto: el 40 por ciento de los fondos se destinarán a actuaciones de lucha contra el cambio climático o cuestiones medioambientales”.

Por ello, ha defendido “con estas ayudas –que llegarán a través del Primer y Segundo Pilar de la PAC- se podría apoyar el pastoreo extensivo, extender la cubierta vegetal para mejorar los suelos, implementar las rotaciones de cultivo, reducir el uso de fertilizantes y fitosanitarios o incrementar la biodiversidad, así como apoyar intervenciones de carácter regional que den respuesta a las singularidades de nuestra agricultura y ganadería”.

Hita también ha informado de que la Comisión Europea enviará a finales de 2020 a cada Estados miembro las recomendaciones nacionales para sus Planes Estratégicos. Por su parte, está previsto que España envíe en julio de 2021 el borrador de su Plan Estratégico a la Comisión Europea. “Si a principios de 2022 estuviera ya aprobado el Plan Estratégico, se dispondría de todo ese año para la preparación de la legislación estatal y autonómica de aplicación, de forma que la nueva PAC pudiera entrar en vigor en 2023”.

La consejera de Agricultura ha avanzado que “se ha llegado a un acuerdo entre las tres instituciones europeas –Consejo, Comisión y Parlamento europeo- sobre el Reglamento de Transición, para ofrecer estabilidad y certidumbre a los agricultores y ganaderos, que seguirán recibiendo sus ayudas con normalidad en 2021 y 2022, años en los que se aplicarían las reglas de la PAC actual, pero con el nuevo presupuesto”.

Proyecto estratégico de enorregión

Hita ha compartido también con la Comisión de Agricultura del Parlamento de La Rioja los ejes del proyecto estratégico de enorregión desde el enfoque que compete a la Consejería de Agricultura, al ser éste “un reto transversal que recorre e involucra a toda la acción de Gobierno y que lidera nuestra presidenta, Concha Andreu”.

“Desde el Gobierno de La Rioja abordamos el reto de consolidar a La Rioja como referente enológico y convertirla en una región de referencia mundial en el mundo del vino, como líder en producción vitivinícola, de calidad, como destino enoturístico de preferencia y como punto de generación de conocimiento”, ha apuntado. Este reto se materializa, ha añadido, “mediante la transformación verde, sostenible y digital de la cadena de valor del vino”.

En este sentido, ha enfatizado que “la sostenibilidad será atributo de nuestra viticultura y nuestra enología, porque la sostenibilidad es irrenunciable. La conversión del viñedo a producción ecológica será una prioridad estratégica de la Consejería para cumplir con los objetivos medioambientales y con el compromiso de protección del entorno que demanda la sociedad. Desde nuestra acción de Gobierno, incentivaremos el enfoque sostenible”.

Hita también ha subrayado la importancia de “liderar la generación de conocimiento, si queremos ser región referente mundial en el vino”. “Nuestro reto es consolidar el liderazgo en investigación y en transferencia de conocimiento a través del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV) como centro de referencia internacional y ejemplo de colaboración leal entre instituciones: el Gobierno de La Rioja, a través de la Consejería de Agricultura; la Universidad de La Rioja y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas”.

Además de la actividad científica del ICVV en investigación básica, “con un portafolio de proyectos de I+D que mira al futuro para abordar prospectivamente los retos a los que se enfrenta la viticultura y la enología en el siglo XXI”, el Instituto intensificará la transferencia de los resultados científicos y tecnológicos. “Impulsaremos el diálogo con el sector, para conocer e identificar sus retos y necesidades, enfocar la estrategia y acentuar la acción en la transferencia de resultados. Dinamizaremos las mesas de trabajo con el sector del vino, para que se refuerce la colaboración público-privada, de tal modo que la investigación tenga un impacto en el campo y en la bodega”, ha resaltado.

A este respecto, Hita ha informado de que se estudia la creación de una Unidad de Gestión y Transferencia de I+D al sector privado “para que el enfoque de la aplicación del conocimiento esté en el germen de los proyectos y se acentúe el acercamiento del sector vitivinícola a la producción de I+D del ICVV”. 

 

 

 



Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir