Gobierno de La Rioja

"La familia numerosa es una de las soluciones, quizá las más fácil de integrar, al creciente problema demográfico que padecemos"

'La conciliación importa' es la iniciativa emblemática de la Asociación de Familias Numerosas de La Rioja, que busca facilitar la conciliación de las familias para que tengan el número de hijos que deseen sin tener que limitarlo a cuestionas económicas o laborales 

La conciliación importa es una de las quince Iniciativas Emblemáticas seleccionadas para hacer frente al reto demográfico. Promovida por la Asociación de Familias Numerosas de La Rioja pretende facilitar la conciliación de las familias para que el número de hijos que se desee tener no se vea limitado por cuestiones económicas o laborales. 

El proyecto quiere conocer la situación y las necesidades de estas familias riojanas y promover servicios y acciones para resolverlas, así como incidir en la conciliación a través de un servicio de canguros.

Marta Caño, presidenta de la AFNR, nos habla de los objetivos de esta iniciativa y las acciones para conseguirlos. 

¿En qué consiste esta iniciativa emblemática?

Nuestra iniciativa consiste en apoyar abierta y decididamente a las familias numerosas de La Rioja, porque la familia numerosa es una de las soluciones, quizás la más fácil de integrar, al creciente problema del invierno demográfico que padecemos. Nos consta que en estados más ricos que el español, como Francia o Suecia, se ha intentado atajar la crisis demográfica aumentando la riqueza del Estado para pagar las pensiones y ha sido una estrategia fracasada; o aumentando la base social que cotiza para pagar las pensiones actuales mediante la inmigración, una táctica también fallida por los problemas sociales que plantea; y la política de segundo hijo tampoco invierte el invierno demográfico. Es necesario desarrollar la política del tercer hijo, junto a otras, puesto que los niños de hoy no cotizarán hasta dentro de 20 años, para atajar el problema. A este argumento habría que sumarle otros pertinentes referidos a la gran aportación social que es tener hijos, y más hijos que la media, o al impacto positivo que su elección personal tiene en el progreso de todos: téngase presente que cada niño y joven es una promesa de futuro y, mayoritariamente, serán parte de un futuro mejor, más amable, colorista y alegre.

¿Cómo surge?

La AFNR lleva más de 14 años trabajando en La Rioja por lograr que las familias numerosas sean vistas y atendidas por las distintas administraciones públicas y por las iniciativas solidarias privadas. En el cumplimiento de sus fines sociales, la Asociación se reúne periódicamente con distintos representantes políticos de todo sesgo ideológico. En estos encuentros salía a relucir con frecuencia el acuciante problema demográfico al que nos enfrentamos: nuestros jóvenes no tienen hijos, o solo uno; nuestras mujeres posponen cada vez más la decisión de ser madres por varios motivos pero, entre ellos, la extraordinaria dificultad que encuentran para conciliar vida familiar y laboral. Nuestros interlocutores entendieron que se había pospuesto demasiado el asunto de la crisis demográfica y decidieron tomar cartas en el asunto. Cuando la Consejería de Presidencia hizo pública su intención de aprobar ayudas a iniciativas emblemáticas para el reto demográfico pensamos que ese era nuestro espacio y nos pusimos a pensar para dar respuesta, en ese marco, a las necesidades de las familias numerosas con dos objetivos: aliviar la carga que asumen y restar miedos a la idea de ser padres en aquellos que están predispuestos a tener hijos y más hijos que la media. Pese a que nadie tiene tres o más hijos para por ejemplo pagar las pensiones de sus vecinos, esa es una consecuencia directa de nuestra elección. Queríamos que en La Rioja comenzara a invertirse el proceso de envejecimiento, pero este es un trabajo a largo plazo.

¿Cómo se van a conseguir los objetivos de la iniciativa?

Con mucho trabajo, cariño y apertura de mente a la realidad y a las perspectivas de todas las familias y a nuestro presupuesto.

¿Qué factores existen actualmente para que sea tan difícil conciliar vida profesional, personal y familiar?

Esta es una respuesta que merece por sí sola unas jornadas de estudio... Creo que todos vivimos muy deprisa, muy hacia fuera y bastante condicionados por el factor económico o material, lo que nos avoca a decisiones muy egoístas que inevitablemente perjudican a los que nos rodean. La inmediatez que nos alcanza la tecnología en lugar de llevarnos a disponer de más tiempo en familia, de ocio, de compromiso social o de formación personal, nos ha llevado a querer mayores ingresos y a su efecto negativo colateral: el bajo rendimiento neto en el puesto de trabajo. Es un círculo vicioso. Ya no nos basta con tener una casa acogedora y llegar a final de mes, ahora queremos tener una casa más grande y viajar a Nueva York cada Año Nuevo. Ya no trabajamos para vivir, vivimos para trabajar y alternar. Estas actitudes colisionan directamente con los requerimientos óptimos para formar una familia: dedicación en armonía, a veces con sacrificio personal, altruistamente, renunciando a parte de ese preciado tiempo libre. Hoy tenemos más padres-malabaristas que padres-maestros de vida y pensamiento. Frente a este reto, muchos optan por no ser padres antes que ser lo que ellos entienden por malos padres. 

¿Qué se puede hacer para facilitar dicha conciliación en las familias?

Hay que promover un cambio de cultura. Y eso solo se puede hacer con propuestas constructivas y atractivas que las personas puedan atender libremente. Si facilitamos descaradamente la vida a las familias numerosas, muchos más optarán por un modelo de familia que no les es antipático, sólo excesivamente costoso. También hay que evitar sancionar a los que ya han emprendido ese camino de generosidad y reconocerles su valía cualitativa. Las familias numerosas no necesitan ni piden políticas asistenciales. Tienen los hijos que quieren y desean mantenerlos a su lado. Estas familias han apostado por un estilo de vida retador, en ocasiones muy sacrificado y tremendamente satisfactorio del que se sienten orgullosas, pero necesitan ayuda.

El proyecto plantea tres acciones, ¿en qué consiste cada una?

La primera acción es elaborar un estudio profundo sobre la situación de las familias numerosas en La Rioja, sus dificultades, necesidades, preferencias, etcétera. La segunda es visitar las cabeceras de comarca y los pueblos con mayor número de familias numerosas censadas para renovar nuestro ofrecimiento a ellas, recoger sus peticiones y/o aportaciones, animarles a participar activamente en la vida civil de sus pueblos y nuestra comunidad autónoma a través de la asociación y discernir qué medidas podemos implementar para protegerlas más y mejor. Y por último, ofrecer un servicio de canguros para cubrir necesidades concretas de las familias en materia de conciliación familia, trabajo y/o vida social.

¿Cuáles son las necesidades de las familias numerosas?

Son muchas. Pero resumiendo mucho, son ayudas efectivas a la crianza y educación de los hijos, y horarios más compatibles con esta tarea.

¿Qué pasos se van a dar a partir de ahora? ¿Cuál es el calendario del proyecto?

Hemos avanzado muchísimo en la primera y segunda acción y acabamos de recabar los fondos necesarios para lanzar el servicio de canguros. El dinero de la subvención que nos han concedido no será cobrado por la asociación hasta que no finalice el proyecto, se presenten las facturas oportunas y el organismo gubernamental que audita las subvenciones dé su visto bueno. A lo largo del mes de marzo recogeremos los datos del estudio general de familias numerosas que hemos diseñado y, respecto al servicio de canguros, esperamos tenerlo en marcha en fechas inmediatas.


Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir