Gobierno de La Rioja

La mejora de la carretera del Camero Viejo contribuirá a aumentar la seguridad vial y favorecer la comunicación

Los alcaldes de los pequeños municipios de esta zona de montaña han conocido los detalles de la primera actuación en el tramo comprendido entre Soto en Cameros y el inicio de la variante de la presa

Las obras de mejora de la carretera que discurre por el Camero Viejo, pendientes de adjudicar por parte del Gobierno de La Rioja, contribuirán a aumentar la seguridad vial y favorecer la comunicación y el acceso a esta zona de montaña, con parajes naturales de gran belleza y singulares atractivos turísticos.

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha trasladado este mensaje a los alcaldes de la sierra durante la presentación del proyecto de acondicionamiento de la carretera LR-250 en el tramo comprendido entre Soto en Cameros y el inicio de la variante de la presa.

El presupuesto de licitación asciende a 1,6 millones de euros y está prevista la próxima adjudicación para iniciar los trabajos cuanto antes. El plazo de ejecución es de ocho meses.

Desarrollo sostenible

El consejero ha destacado la importancia de esta actuación en relación a dos aspectos “clave” para la acción del Gobierno de La Rioja. Por un lado, se ha referido “a la repercusión de la mejora de las comunicaciones en la vertebración del territorio, lo que contribuye a asentar población, evitar el éxodo y, de esta forma, luchar contra la despoblación en el medio rural”.

Por otra parte, “abogamos por un desarrollo territorial sostenible, máxime en esta zona que forma parte de la Reserva de la Biosfera, que se extiende por los valles del Jubera, Leza, Cidacos y Alhama, con una especial relevancia desde el punto de vista medioambiental”.

El nuevo trazado pretende aprovechar en la medida de lo posible la carretera actual, que se ampliará por un lado de la calzada hasta alcanzar una anchura de 6 metros, con dos carriles de 3 metros y arcenes de 0,40 metros a ambos lados. De esta forma, se garantizará el paso simultáneo de dos vehículos que circulan en sentido contrario. Sus características y prestaciones serán iguales a las existentes en el tramo anterior entre Leza de Río Leza y Soto en Cameros.

El proyecto contempla también la mejora del drenaje; la reposición de servicios afectados (líneas de telefonía y electricidad); la renovación y mejora de la señalización horizontal, vertical, marcas viales, balizamiento y sistemas de contención, además de la ejecución de un nuevo firme.

La LR-250 comunica Logroño, Villamediana de Iregua, Ribafrecha, Soto, Terroba, San Román, Jalón, Cabezón y Laguna de Cameros hasta conectar con la N-111 en San Andrés (Lumbreras), a lo largo de cerca de 60 kilómetros, además de favorecer el acceso a Leza, Trevijano, Luezas, Treguajantes, Rabanera, Ajamil, Vadillos, Torremuña y Hornillos de Cameros.

La actuación se enmarca en el Plan de Carreteras de La Rioja 2010/2021 y pone de manifiesto el compromiso del Gobierno de La Rioja para incrementar la seguridad vial y la conservación de la red autonómica de carreteras, que se extiende a lo largo de cerca de 1.500 kilómetros.

A este encuentro, en el que ha participado el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora, se ha invitado a los alcaldes de 11 municipios del Camero Viejo: Soto en Cameros, Pedro Cristóbal; Terroba, José Antonio Íñiguez; San Román, Vicente Jiménez; Jalón, Raquel Sáenz; Torre, Óscar Sáenz; Muro, Luis Tejada; Cabezón, Rodrigo Alba; Laguna, Martín Íñiguez; Ajamil, Eduardo García; Rabanera, Andrés Escolar, y Hornillos, José Antonio González.


Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita disponer de certificado digital para inciar sesión. Más información.

Si quieres recibir los mejores contenidos de la actualidad riojana suscríbete a nuestro boletín. ¡Quiero suscribirme!

Subir