Gobierno de La Rioja

La nueva iluminación de la Iglesia de Santo Tomás es más acorde al valor de sus elementos artísticos y arquitectónicos

El Gobierno de La Rioja ha invertido 77.260 euros en este proyecto lumínico que ha tenido un coste total de 152.286

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación, Leonor González Menorca, se ha desplazado hasta Haro para inaugurar, junto al obispo de Calahorra y la Calzada-Logroño, Carlos Manuel Escribano, y el párroco de Haro, Javier Osés, la nueva iluminación interior de la iglesia de Santo Tomás de esta localidad.

González Menorca ha señalado que la nueva iluminación interior “es mucho más acorde al valor de los elementos artísticos y arquitectónicos de esta iglesia” y permitirá, además, reducir los costes de consumo y mantenimiento actuales. Para ello, se ha utilizado tecnología LED y control domótico, que permitirá ajustar la intensidad de la iluminación.

Este proyecto lumínico, que ha incluido la reforma de todo el sistema de iluminación anterior, ha sido posible gracias a la colaboración del Gobierno de La Rioja y la Diócesis. En concreto, el Ejecutivo riojano ha invertido 77.260 euros, lo que supone algo más del 50% del presupuesto total que ha alcanzado los 152.286 euros.

La nueva iluminación distribuye y resalta suavemente los nervios diagonales de las bóvedas, del coro y el bajo coro, el órgano y el camarín de la Virgen. Además, el altar y el retablo mayor cuentan con su iluminación específica.

Iglesia de Santo Tomás de Haro

La Iglesia  de Santo Tomás de Haro es Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento desde 1931 y catalogada por el Plan General Municipal con protección integral.

La Iglesia es una construcción realizada entre los siglos XVI y XVIII, de estilo gótico tardío y barroco y portada plateresca de Felipe Bigarny. La cabecera de la iglesia, de gran altura, es de estilo gótico tardío, siendo el resto de la nave renacentista. La torre, el retablo mayor y el órgano también son barrocos.

Lo más especial de toda esta gran construcción es la torre que sentó precedente en otras muchas posteriores como la de Santa María la Redonda de Logroño (1742) o la de la Catedral de Santo Domingo de la Calzada (1765). Su parte inferior es obra de Juan de Raón de 1671 de estilo gótico y de forma cuadrada. La superior más barroca es de Agustín Ruiz de Azcárraga de 1720 y tiene un cuerpo de campanas octogonal que está coronado por una cúpula con linterna.


Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita disponer de certificado digital para inciar sesión. Más información.

Si quieres recibir los mejores contenidos de la actualidad riojana suscríbete a nuestro boletín. ¡Quiero suscribirme!

Subir