Gobierno de La Rioja

Más de 2.900 personas han inscrito su testamento vital en el Registro de Instrucciones Previas de La Rioja

La Rioja se sitúa entre las regiones con la tasa más elevada de inscritos, con 9,34 documentos por cada 1.000 habitantes, frente al 5,96 nacional. Seis de cada diez riojanos han mostrado el deseo de donar sus órganos

La consejera de Salud, María Martín, y la directora general de Prestaciones y Farmacia, Carmen Sáenz, han realizado hoy un balance sobre el funcionamiento del Registro de Instrucciones Previas del Gobierno de La Rioja donde los riojanos pueden inscribir su testamento vital.

Desde la puesta en marcha de la oficina del Registro de Instrucciones Previas en agosto de 2006, un total de 2.961 personas han inscrito su Documento de Instrucciones Previas o testamento vital, de los que 1.028 (34,71%) corresponden a hombres y 1.933 (65,29%) a mujeres. Además, 6 de cada 10 han mostrado su deseo de donar sus órganos.

Asimismo, y según los datos del Registro Nacional de Instrucciones Previas (ReNIP), La Rioja se encuentra entre las primeras comunidades autónomas atendiendo al número de Documentos de Instrucciones Previas inscritos por cada 1.000 habitantes, con una tasa de 9,34 frente a la media nacional de 5,96.

Como ha explicado Martín, “este documento contiene los cuidados o tratamientos a los que quiere o no someterse el paciente para garantizar una muerte digna y se está consolidando en nuestra región como el garante de los derechos del paciente para expresar y participar en temas relacionados con su salud y su calidad de vida”.

Aun así, la consejera ha animado a los riojanos “a inscribir su testamento vital”, ya que se trata de “una de las mejores posibilidades que tenemos como ciudadanos de participar en la toma de decisiones de nuestra salud, especialmente en aquellos momentos en los que por enfermedad no estemos capacitados para expresarlas”.

En concreto, gracias al testamento vital el paciente puede determinar: la negativa a recibir tratamiento de soporte vital cuando este sea inefectivo para la satisfacción de determinados valores o para mantener una adecuada calidad de vida; la negativa a que se prolongue temporal y artificialmente la vida si no se acompaña de ningún resultado aceptable para los objetivos del otorgante, y que se utilicen los procedimientos de sedación y analgesia necesarios para evitar el dolor y el sufrimiento.

No obstante, la Ley de Instrucciones Previas establece unas garantías o supuestos que limitan esa voluntad, puesto que nunca podrán ir en contra del ordenamiento jurídico o de la buena práctica sanitaria.

El documento también contempla la posibilidad de nombrar uno o varios representantes para que actúen como interlocutores con el médico y procuren el cumplimiento de las Instrucciones Previas.


Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Si quieres recibir los mejores contenidos de la actualidad riojana suscríbete a nuestro boletín. ¡Quiero suscribirme!

Subir