Gobierno de La Rioja

Consejos para una alimentación saludable

Una de las líneas prioritarias del III Plan de Salud de La Rioja es la promoción de unos hábitos saludables para tener una vida sana. La alimentación juega un papel clave en este aspecto

 

Los hábitos y estilos de vida saludable son clave para proteger la salud y vivir sano. Por eso, la alimentación juega un papel tan importante: come variado, vivirás sano.

El III Plan de Salud de La Rioja incluye la alimentación y la promoción de vida saludable como prioridad, por eso el hecho de comer sano y realizar actividad física reducen la posibilidad real de prevenir numerosas enfermedades.

Desde Hábitos Saludables, de la Consejería de Salud, se ofrecen varios consejos para llevar una dieta saludable:

  1. Reducir el consumo de sal y azúcares
  2. Cocinar sano: al vapor, a la plancha, cocido, asado. Reducir los fritos
  3. Utilizar, preferentemente, aceite de oliva
  4. Verduras y hortalizas: nos aportan vitaminas, minerales, fibra y agua
  5. Legumbres: 2-4 raciones a la semana, contienen hidratos de carbono, vitaminas, minerales, fibra y proteínas
  6. Pan, cereales, arroz, patatas… se recomienda consumir en su variedad integral. Aportan hidratos de carbono y fibra
  7. Pescados y carnes: aportan proteínas, vitaminas y minerales. Es recomendable alternar pescados blancos y azules y consumir, preferentemente, carnes blancas
  8. Huevos: 3-4 a la semana. Nos aportan proteínas
  9. Frutas: 3 piezas al días que nos dan vitaminas, minerales, agua y fibra
  10. Frutos secos: Ni fritos, ni con sal ni azucarados. Sino, naturales o tostados
  11. Los lácteos nos aportan proteínas y calcio
  12. El agua debe ser la bebida habitual: tomar entre 5-8 vasos al días (1,5-2 litros)

Para llevar una dieta saludable, también hay que prestar atención a las cantidades y frecuencia de consumo:

  1. Realizar cinco comidas al día
  2. Comenzar el día con un desayuno completo
  3. Consumir alimentos frescos, locales y de temporada
  4. Tomar en contadas ocasiones alimentos procesados
  5. Aumentar el aporte de fibra
  6. Planificar los menús semanalmente
  7. Leer la información nutricional y los ingredientes de las etiquetas
  8. Analizar la publicidad: no siempre los alimentos más anunciados son los mejores
  9. Comer despacio y mejor acompañado
  10. Realizar, al menos, media hora de actividad física todos los días
  11. Reducir las actividades sedentarias

Comentarios

Aún no hay comentarios. Sé el primero en comentar:

Se necesita estar registrado con usuario/contraseña o disponer de certificado digital o DNI-Electrónico para poder iniciar sesión. Más información.

Subir